Equilibrio Cuerpo-Mente

 LA INTELIGENCIA DEL CUERPO La ciencia médica occidental ha considerado al hombre como una entidad separada, al margen de la naturaleza. Éste es uno delos más grandes errores que se hayan cometido. El hombre es parte de la naturaleza; su salud no depende más que de sentirse cómodo con la naturaleza .La medicina occidental ve al hombre desde una óptica mecánica, por lo que hasta donde puede funcionar bien la mecánica, funciona bien. Pero el hombre no es una máquina: el hombre es una entidad orgánica, y no necesita que se trate solamente la parte enferma. La parte enferma es sólo un síntoma de que el organismo entero está pasando por dificultades. Sólo se muestra la parte enferma porque es la más débil .Tratas la parte enferma, la curas… pero entonces surge la enfermedad en otro lugar. Has evitado que la enfermedad se manifieste a través de la parte mala; la has hecho más fuerte. Pero no has comprendido que el hombre es un conjunto: o está enfermo o está sano, no hay punto intermedio. Debe tomarse como un organismo integral .Es algo primordial que hay que comprender: el cuerpo siempre está dispuesto a escucharte, pero nunca has hablado con él, nunca te has comunicado con él. Has estado dentro de él, lo has usado, pero nunca se lo has agradecido. Él te sirve, y lo hace de la manera más inteligente posible. La naturaleza sabe que es más inteligente que tú, y por eso las cosas importantes del cuerpo no se han dejado a tu cuidado, se le han encomendado a él mismo. Por ejemplo, el respirar, el latido del corazón, la circulación de la sangre o la digestión de la comida no se ha dejado a tu cuidado: de lo contrario hubieras tenido problemas mucho antes .Si la respiración se hubiera puesto en tus manos, habrías muerto. No hay posibilidad de sobrevivir si en cualquier momento te puedes olvidar. Al pelearte con alguien puedes olvidarte de respirar .Al dormir por la noche puedes olvidar los latidos de tu corazón. ¿Cómo vas a acordarte? ¿Y te das cuenta de la cantidad de trabajo que tu aparato digestivo está haciendo? No dejas de comer cosas y crees que estás haciendo un gran trabajo. El hecho de comer lo puede hacer cualquiera .En la Segunda Guerra Mundial, un hombre recibió un balazo en la garganta. No murió, pero no podía comer o beber a través dela garganta: le tuvieron que cerrar todo el conducto. Pero los médicos le hicieron uno pequeño junto al estómago, con un tubo hacia fuera. Él tenía que poner la comida en el tubo; naturalmente no podía disfrutarla. Incluso cuando introducía helado… se ponía furioso. Exclamaba: “Da lo mismo… No saboreo nada” .Entonces un médico sugirió: “Haga una cosa. Primero pruébelo, luego lo pasa por el tubo”. Y eso hizo durante cuarenta años. Primero lo masticaba y lo saboreaba y luego lo pasaba al tubo. El tubo hace la función, porque lo que hay en un cuerpo también es un tubo, pero está escondido bajo la piel. El de este pobre hombre estaba al aire. Y era mejor que el suyo, porque además se podía limpiar. Todo el aparato digestivo hace milagros. Dicen los científicos que si nosotros tuviéramos que hacer lo que hace tu pequeño aparato digestivo –el de un solo hombre- necesitaríamos una gran fábrica para convertir la comida en sangre, clasificar todos los elementos enviar tales elementos a los distintos sitios en donde son necesarios. Unos cuantos elementos hacen falta en el cerebro, y se necesita que sean enviados desde el flujo sanguíneo hasta el cerebro. Otros hacen falta en otra parte; en los oídos, en los huesoso en la piel, y el cuerpo lo maneja perfectamente durante setenta años, ochenta años, noventa años; y tú no te percatas de susabiduría .

La Sabiduría del Cuerpo Habrás oído hablar de los alquimistas, que intentaban transformar metales básicos en oro; tu cuerpo lo hace mucho mejor: está transformando en sangre, en huesos, todo tipo de porquerías que no dejas de arrojarle dentro. No sólo en sangre y en huesos: de toda esa porquería hace tu cerebro. De tu helado, de tu Coca Cola, sigue formando tu cerebro, un cerebro que puede crear un Rutherford, un Albert Einstein, un Buda, un Zarathustra, un LaoTzu. ¡Date cuenta del milagro! Un cerebro, una cosa tan pequeña, encerrado en un pequeño cráneo… un simple cerebro puede contener todas las bibliotecas del mundo. Su capacidad es casi infinita. Es el método de memoria más extraordinario. Si quisieras hacer un computador de la misma capacidad necesitarías millas de espacio para hacer funcionar tal computador. Y está encerrado en tu pequeño cráneo. Y a pesar de todo lo que ha avanzado la ciencia, todavía no ha sido capaz de transformar el helado en sangre. Lo han estado intentando, pero no pueden encontrar la clave. ¿Qué hacer? ¿Cómo transformar helado en sangre? ¡Es una cosa inalcanzable hacer de un helado algo como un cerebro! Puede que nunca ocurra. O, incluso, si llega a ocurrir, sucederá a través del cerebro; será de nuevo un milagro del cerebro.

Osho

Después de Leer este texto de Osho, nos queda preguntarnos ¿Cuánto escuchamos al Cuerpo? ¿Qué lugar le damos a nuestro sentir? ¿Con que nos alimentamos? ¿Con que nos nutrimos? ¿Cómo respiramos? Ir en el fluir de la propia naturaleza, abandonar la lucha hacia el cuerpo, confiar en la naturaleza a donde sea que te lleve, vivir en plena consciencia de aquello que tenga la existencia para ofrecernos.

Vanesa Chico Espacio en Movimiento.

YouTube: https://youtube.com/c/vanesachico

#Osho#elequilibriocuerpomente#equilibrio#cuerpo#mente#soma#psique#vanesachico#espacioenmovimiento#armoniaymovimientopelvico

Osho .

Cuerpo y Mente-Psico y Soma están conectados con un alma trascendental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *